Google+ ha anunciado su cierre tras destaparse un fallo de seguridad que han mantenido oculto durante meses. La red social de Google llevaba al menos tres años exponiendo los datos privados de los usuarios. La quiebra en la seguridad de Google+ ha afectado a 500.000 usuarios.

Es la crónica de una muerte anunciada. Google+ cierra después de destaparse un fatal fallo de seguridad que ha afectado a medio millón de usuarios. Alphabet, la matriz de Google, decidió ayer cerrar la red social. Una decisión que anunció a través de un comunicado.

Hace poco se supo que Google llevaba al menos tres años exponiendo los datos privados de los usuarios. Datos personales como nombre, ocupación, correo electrónico, género, edad, etcétera, estaban expuestos al universo entero… aunque el usuario tuviera un perfil configurado como privado. Lo más lamentable es que no avisaron en cuanto se dieron cuenta de esto. Ante el temor a las regulaciones gubernamentales, mantuvieron ocultas sus grietas en seguridad.

Aquellas brechas se abrieron en marzo de 2018. Pero permanecían activos desde 2016. El origen de la catarsis: errores de programación. A pesar de ello, el gigante de Internet decidió no comunicar que existían esos fallos.

Google+ asegura que sus desarrolladores desconocían la existencia del fallo en seguridad

Según el diario ‘The Wall Street Journal’, el gigante de Internet decidió no comunicar sus fallos en seguridad para evitar el «interés regulatorio inmediato». Su gran temor era que se comparasen las posibles consecuencias con el escándalo de Facebook tras descubrirse la brecha de seguridad que usó Cambridge Analytica.

Un total de 438 aplicaciones utilizaron la interfaz de programación que permitía acceder a los datos privados de los usuarios. Sin embargo, Alphabet ha señalado que no ha encontrado pruebas de que los desarrolladores tomaran conciencia de que existía esta brecha de seguridad.

Por su parte, Google también asegura que sus desarrolladores desconocían el fallo. «No hemos encontrado evidencia de que los datos se usaran de manera inadecuada», aseguran.

Google+ echa el cierre tras ocultar un fallo de seguridad que afectó a medio millón de usuarios

Una red social en desuso y abocada al fracaso

Lo cierto es que Google+ llevaba tiempo agonizando. Apenas era utilizada. La red de Google cuenta con unos 2.200 millones de perfiles activos. Pero de ellos, sólo un 9% publicaba algún tipo de contenido visible. El 37% de las publicaciones correspondía a comentarios de videos en YouTube. Y un 8%, cambios de foto en el perfil.

Comparar Google+ con el resto de redes sociales siempre ha resultado inevitable. Facebook es la mayor red social del mundo con 1.350 millones de usuarios activos mensuales. Le sigue WhatsApp, con más de 700 millones de usuarios activos.

Los comienzos de Google+

Google+ empezó como una idea brillante que aspiraba a ser revolucionarias en el mundo tecnológico. El objetivo era congregar a muchas personas en torno a comunidades. Comunidades en las que la información correría como la pólvora y era fácil tener acceso a las últimas novedades.

Sin embargo, una vez puesto en marcha, Google+ no arrancó con fuerza. Comenzó con pocos usuarios activos. Y la mayoría de las cuentas se abrían a la vez que se abrían las cuentas de Gmail.

Google+ echa el cierre tras ocultar un fallo de seguridad que afectó a medio millón de usuarios

Google+ echa el cierre tras ocultar un fallo de seguridad que afectó a medio millón de usuarios

Verdaderamente, Google+ nunca llegó a despegar. Google intentó «venderla» de la mejor manera. Y nos la colaba hasta en la sopa. Hasta tal punto que necesitábamos tener una cuenta de Google+ para entrar en la Play Store, para comentar en los vídeos de YouTube. Estaba instalada, incluso, en muchos dispositivos Android.

Uso para profesionales y empresas

En la actualidad, Google+ sólo funcionaba con cuentas profesionales. No podemos olvidar una de las mayores ventajas que ofrecía la plataforma: contar con un perfil en Google+ era la que mejor vía para subir posiciones en los resultados de búsqueda de Google.

En Google+, marcas y empresas interesadas en temas específicos podían subir sus contenidos a la nube. Y ver las actualizaciones de sus contactos a través de los «círculos». Los círculos son grupos de contactos que crea un usuario en función de sus intereses: categorías de clientes, relaciones, etc. Dentro de ellos se puede decidir el contenido que se compartirá.

Ahora falta por saber cuándo llegará ese cierre definitivo. De momento, esta mañana el staff de JinP hemos podido compartir contenidos en Google+, cuyo uso sigue abierto para los usuarios. También nos planteamos un pequeño debate sobre las redes sociales. Es incuestionable su poder y su funcionalidad. Pero está claro que para que una red social funcione debe ofrecer todas las herramientas a su alcance… y mucho más. No cabe duda de que Google+ se quedó corta. Los gigantes como Google también se equivocan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies